En este momento los sistemas operativos son de 32 bits o de 64 bits (dentro de unos años también existirán los de 128 bits).

Algo que podemos hacer para mejorar el rendimiento de nuestras bases de datos es instalarlas en computadoras de 64 bits. Resumiendo:

– La computadora que actuará como Servidor debe ser de 64 bits

– El sistema operativo de la computadora Servidor debe ser un Server de 64 bits (Windows Server, Ubuntu Server, etc.)

– No importa si nuestra aplicación es de 32 bits o de 64 bits.

¿Por qué?

Si la Base de Datos se encuentra en una computadora de 64 bits con un sistema operativo de 64 bits entonces todas las operaciones en ella se ejecutarán mucho más rápido que si se encuentra en una computadora de 32 bits con un sistema operativo de 32 bits. ¿La razón? que las computadoras de 64 bits pueden direccionar mucha más memoria que las de 32 bits. Y como seguramente sabrás, cuanta más memoria libre está disponible para que la use un programa ese programa corre más rápido.

Computadora de 32 bits puede direccionar como máximo 2 ^ 32 = 4.294.967.296

Computadora de 64 bits puede direccionar como máximo 2 ^ 64 = 18.446.744.073.709.550.000

Como puedes ver, la de 64 bits es monstruosamente grande comparada con la de 32 bits.

Entonces, aunque la aplicación sea de 32 bits y se ejecute en una computadora de 32 bits si la Base de Datos se encuentra en una computadora de 64 bits con un sistema operativo de 64 bits, se obtiene un gran beneficio.

Desde luego que para que lo anterior sea cierto la computadora donde se encuentra el Servidor debe tener más de 4 Gigabytes de memoria RAM o no habrá mucha diferencia. Pero en esta época lo normal es que todas las computadoras de 64 bits cuenten con más de 4 Gigabytes de memoria RAM.

Artículos relacionados:

Mejorando el rendimiento de las bases de datos (1)

Mejorando el rendimiento de las bases de datos (2)

Mejorando el rendimiento de las bases de datos (3)

El índice del blog Firebird21

 

 

 

 

 

Anuncios