Como seguramente ya sabes, los discos más rápidos que existen en este momento son los SSD, velocidades típicas son de alrededor de 500 MB/s, lo cual es más que suficiente para la gran mayoría de las empresas.

Ahora, un equipo de ingenieros japoneses consiguieron incrementar esa velocidad solamente por software, es decir que no se debe comprar un disco SSD nuevo. Pero no solamente la velocidad se incrementa, también redujeron el consumo en un 60% y el número de ciclos escribir/borrar aumentaron en un 55%.

Justamente el principal defecto de muchos discos SSD es que la cantidad de escrituras es limitada antes de que empiecen a fallar, así que cualquier mejora en ese sentido es siempre muy bienvenida.

Puedes encontrar más información (en inglés) sobre este tema aquí:

http://techon.nikkeibp.co.jp/english/NEWS_EN/20140522/353388/

Artículo relacionado:

El índice del blog Firebird21