Una característica que siempre se ve en el código fuente de las aplicaciones bien escritas es que solamente llaman a vistas y a stored procedures.

Y a fuer de ser sinceros, tales aplicaciones son escasas, muy escasas.

Muchos programadores escriben en el código fuente de sus aplicaciones los comandos INSERT, UPDATE, DELETE, y SELECT a columnas de tablas.

Y eso está mal, muy mal.

¿Por qué?

Bueno, hay varios motivos. El autor de este blog varias veces ha evaluado aplicaciones y códigos fuentes escritos por otras personas y al finalizar la evaluación ha elevado un informe detallando lo bueno y lo malo que encontró. Y en el capítulo “Comunicación con la Base de Datos” estos son algunos problemas:

  1. El código fuente es desprolijo. Si alguien escribe los comandos mencionados más arriba en general lo hace de forma desordenada, calculando valores de variables, o realizando otras tareas no relacionadas, y eso además de no ser eficiente queda “feo”.
  2. No permite el trabajo en equipo. Cuando se trabaja en equipo lo ideal es modularizar al máximo para que cada función o cada rutina sea escrita una sola vez y utilizada por muchos programadores. De esa manera si hay algún error solamente puede estar en un lugar y será fácil encontrarlo y corregirlo. Pero si cada quien escribe los comandos en su propio código fuente entonces los errores pueden estar en muchos lugares y encontrarlos y corregirlos demorará mucho más tiempo. Y cualquier cambio a cualquiera de los códigos fuente puede introducir un nuevo error. Y esto inclusive puede ocurrir aunque se trate de un solo programador pero que tiene por ejemplo el INSERT a una sola tabla en dos o más programas.
  3. No hay un responsable de la Base de Datos. Cuando se trabaja en equipo una persona debe ser la encargada de verificar el correcto diseño y funcionamiento de la Base de Datos. Si cada programador escribe lo que se le ocurre en su propio código fuente, tales verificaciones serán imposibles de realizar y los errores posibles, muchísimos.
  4. No se puede verificar que el comando finalizará sin error hasta el momento de ser ejecutado. Por ejemplo, mirando un INSERT en el código fuente no se puede tener la seguridad de que esa fila será insertada o que ocurrirá una excepción de “table unknown”, “column unknown” o alguna otra.
  5. No se puede comprobar la eficiencia del comando. Este es el punto más importante. Los programas de administración gráfica, como el EMS SQL Manager, nos muestran la cantidad de filas leídas, la cantidad de filas extraídas, y en forma gráfica los índices usados. También podemos ver el PLAN utilizado. Así es fácil descubrir que no se está usando un índice cuando sí debería usarse, o que las filas leídas son demasiadas, o que se está usando el índice incorrecto, etc. Y es muy fácil y muy rápido cambiar la vista o el stored procedure con la intención de hacerlo más eficiente. Sin embargo, si escribimos los comandos dentro del código fuente de una aplicación es imposible saber si es eficiente o no lo es. Podemos “creer” que es eficiente y que usa los índices correctos, cuando en realidad no es así. Y hay además otro problema: aunque hoy una vista o un stored procedure sean muy eficientes, podrían dejar de serlo dentro de unos meses cuando las tablas tengan más filas o se hayan cambiado o borrado algunas filas. Escribiendo los comandos INSERT, UPDATE, DELETE, y SELECT a columnas de tablas dentro del código fuente de nuestras aplicaciones jamás podremos estar seguros de que son los más eficientes que podemos tener, en cambio si dichos comandos están dentro de una vista o dentro de un stored procedure sí que podremos tener esa seguridad.

VISTAS-STORED-1

Captura 1. Si haces clic en la imagen la verás más grande

VISTAS-STORED-2

Captura 2. Si haces clic en la imagen la verás más grande

Mirando la Captura 1. sabemos que la vista involucra a 3 tablas y que las 3 tablas usan índices (e inclusive sabemos los nombres de esos índices), y que la cantidad de filas parece estar correcta, sin embargo … ese SORT en la Captura 2. nos llama poderosamente la atención porque los SORT son muy lentos, ya que deben ordenar las filas de las tablas; ese ordenamiento se realiza en la memoria del Servidor (cuando tal cosa es posible) o en el disco duro (cuando no puede ordenarse en la memoria). En general, debemos evitar a los SORT como a la peste, porque indican que la tabla, la vista, el stored procedure seleccionable, o los resultados deberán ser ordenados, y eso puede demorar muchísimo tiempo en tablas grandes.

Si en lugar de escribir una vista, como en el ejemplo de arriba, hubiéramos escrito un SELECT en el código fuente de nuestro lenguaje de programación, ¡¡¡jamás nos habríamos percatado de ese SORT malévolo!!!. Y claro, cuando las tablas tuvieran muchas filas los usuarios se quejarían de la lentitud, pero mientras tanto les hicimos perder mucho tiempo innecesariamente porque nuestra consulta no estaba optimizada.

Conclusión:

Si quieres programar correctamente y eficientemente y profesionalmente, en el código fuente de tus aplicaciones solamente debes llamar a vistas y a stored procedures. Nunca, jamás, y por ningún motivo, ejecutar un INSERT, un UPDATE, un DELETE, o un SELECT a columnas de una tabla.

Los SELECT solamente a vistas.

Los INSERT, UPDATE, DELETE, y algunos SELECT, solamente dentro de un stored procedure.

Cuando se programan aplicaciones siempre se van encontrando errores y problemas aquí y allá. Para disminuir esa cantidad de errores y de problemas, y para optimizar las consultas y los procesamientos, siempre lo mejor es desde el código fuente de nuestras aplicaciones llamar a vistas y a stored procedures, y a nada más.

Artículos relacionados:

Optimizando las consultas

Optimizando las subconsultas

Optimizando los JOIN

Evitando que el optimizador … optimice

¿Por qué usar stored procedures?

Usando un stored procedure como una función

Escribiendo un stored procedure

Usando un PLAN

Algo más sobre PLAN

Entendiendo el contenido de un PLAN

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

Anuncios