Liberado Firebird 2.5.5

4 comentarios

Se corrigieron algunos bugs y por eso es altamente  recomendable que lo descargues e instales. Puedes usarlo en producción sin problemas, especialmente si estabas usando alguna de las siguientes versiones:

  • 2.5.0
  • 2.5.1
  • 2.5.3
  • 2.5.4

Si estabas usando la versión 2.5.1 o una versión anterior entonces necesitarás hacer un backup con la versión vieja y un restore con la versión 2.5.5

Si estabas usando la versión 2.5.3 ó la versión 2.5.4, entonces no es necesario hacer el backup ni el restore.

Puedes descargar a Firebird 2.5.5 desde:

http://www.firebirdsql.org/en/firebird-2-5-5/

Artículos relacionados:

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

 

 

 

 

Anuncios

El feedback o retroalimentación

6 comentarios

¿Qué es lo más importante que debemos hacer para conseguir tener una aplicación exitosa?

Queremos desarrollar una aplicación que se venda miles o quizás millones de veces. ¿Cuál es el punto más importante que debemos considerar para lograrlo?

Respuesta:

Que les guste a los usuarios

Si les gusta tendrán interés en comprarla. Quizás no la compren por varios motivos, por ejemplo:

  • No les alcanza el dinero
  • Ya tienen otra aplicación similar
  • Quien debe decidir la compra no quiere gastar dinero en comprarla
  • La competencia les da unos cuantos dólares
  • Etc.

Pero si no les gusta, no tendrán mucho interés en comprarla y para nosotros será más difícil venderla.

Entonces, ¿cómo hacemos una aplicación que les guste a los usuarios?

La respuesta es muy sencilla. Trabajando con ellos.

Aunque en realidad ellos estarán trabajando para nosotros (y muchas veces, sin saberlo).

¿Cómo se consigue que los usuarios trabajen para nosotros?

Preguntándoles sus opiniones sobre todos y cada uno de los aspectos de nuestra aplicación. Por ejemplo:

  • ¿Te gustan los colores de esta pantalla?
  • ¿Te gusta el tipo de letra?
  • ¿Te gusta el tamaño de las letras?
  • ¿Te gusta cómo está organizada esta pantalla?
  • ¿Hay algún dato que te gustaría agregar?
  • ¿Te gustaría que se use otro tipo de control aquí? (combobox, listbox, grid, checkbox, spiner, etc.)
  • ¿Te gusta la disposición del menú?
  • ¿Te gusta el formato de presentación de los informes?
  • ¿Hay algún informe que te gustaría que se agregue?
  • ¿Hay otra característica que te gustaría que se agregue?
  • Etcétera

¿Cómo se implementan las sugerencias de los usuarios?

Muchas veces las sugerencias serán contradictorias. Unos prefieren un color, otros prefieren otro color, a unos les gusta el menú tradicional, a otros les gusta el menú de cinta, a otros les gusta el menú Outlook, etcétera.

Sin embargo, debemos conseguir darles el gusto a todos (o al menos a casi todos).

¿Cómo lo logramos?

Permitiéndoles personalizar la aplicación.

¿Cómo se personaliza una aplicación?

Guardando las preferencias de cada usuario en una tabla, de tal manera que cuando la aplicación se inicia se lee el contenido de esa tabla y se modifica la apariencia de la aplicación de acuerdo al gusto de cada usuario.

Por ejemplo, tenemos una tabla llamada PERSONALIZACION que tiene las siguientes columnas:

PER_IDENTI     INTEGER         -- Identificador
PER_IDEUSU     SMALLINT        -- Identificador del usuario
PER_TIPMEN     CHAR(1)         -- Tipo de menú (C=Cinta, O=Outlook, T=Tradicional)
PER_TIPLET     VARCHAR(25)     -- Tipo de letra (Arial, Courier New, Tahoma, etc.)
PER_TAMLET     CHAR(2)         -- Tamaño de las letras (8, 10, 12, 14, 16, etc.)
etcétera

El feedback o retroalimentación

La personalización que ya hemos visto es una parte importante de nuestra tarea, pero no es la más importante. La más importante cuando queremos que trabajen para nosotros es conseguir el feedback o en castellano la retroalimentación.

¿Qué es el feedback o retroalimentación?

La información que nos dan los usuarios y que usamos para mejorar a nuestra aplicación.

Y aquí hay un punto muy importante a considerar. Lo que vale, lo que es valioso, es lo que les gusta o les resulta útil a los usuarios, no lo que nos gusta a nosotros. Una anécdota del autor de este blog: Hace varios años hice un control calendario para que los usuarios lo usaran para introducir las fechas. No usé uno ya existente sino que creé el mío propio. Estéticamente era muy lindo (para mi gusto, claro), y mejor que los otros calendarios que yo había visto antes. Así que yo estaba feliz porque había hecho algo que me gustaba mucho. Lo usé en una de mis aplicaciones y a ningún usuario le gustó. A ninguno. ¿El motivo? preferían escribir las fechas usando el teclado antes que hacer un clic (o a veces más de un clic, cuando era otro mes u otro año). Mi control calendario era muy vistoso pero les hacía perder tiempo, preferían usar solamente el teclado y no el teclado para introducir algunos datos y el mouse para introducir fechas. ¿Conclusión? Fracaso total. A mí me gustaba pero a los usuarios no, y tuve que regresar al estado anterior, a permitirles ingresar las fechas con el teclado. Fue una pérdida de tiempo para mí hacer el control calendario pero aprendí una lección muy valiosa: lo que realmente importa es lo que les gusta a los usuarios, no lo que me gusta a mí.

Entonces a los usuarios siempre debemos preguntarles:

  • ¿Te gusta esto?
  • ¿Te gustaría que sea diferente?
  • ¿Cómo lo mejorarías?

Recuerda que quienes se pasarán sentados 8 horas diariamente usando tu aplicación saben demasiado bien lo que es bueno para ellos.

Y debes tener sus opiniones muy en cuenta para conseguir desarrollar una aplicación exitosa.

En otro artículo ya habíamos visto la importancia de crear un producto mínimo viable. Pues bien, para ir mejorando a esa aplicación y conseguir después de un tiempo destrozar a la competencia debemos tener mucho feedback o retroalimentación. Entonces conseguiremos que nuestra aplicación sea la más deseada por los usuarios.

Sin feedback o retroalimentación es de ilusos creer que llegaremos a desarrollar una aplicación tipo “caballo de batalla” o “killer application”.

Imposible.

Como máximo podríamos llegar al mismo nivel que tiene la competencia pero nunca los superaríamos.

La ventaja adicional del feedback o retroalimentación

Hay una ventaja adicional, una ventaja psicológica, en hacer participar a los usuarios en el desarrollo de nuestra aplicación: ellos la sienten como propia.

Cuando se les dice a los usuarios: “esta característica la implementamos porque tú la pediste”. O se les dice: “¿te acuerdas que antes esto se hacía de otra forma y ahora se hace así porque fue tu idea?”. O se les dice: “Tu idea de encolumnar esos datos fue buenísima, fíjate como ha mejorado esta aplicación gracias a ella”. Esas frases o frases similares lo hacen sentir como un participante activo, alguien que ha colaborado mucho en mejorar nuestra aplicación.

¿La consecuencia?

Que a la competencia le resultará difícil convencerlo de comprar sus aplicaciones. Él no participó ni colaboró con el desarrollo de la aplicación de la competencia, pero sí participó y colaboró en el desarrollo de nuestra aplicación.

Y si la competencia le provee de alguna característica que nuestra aplicación no posee, preferirá comentarnos y pedirnos que le agreguemos esa característica antes que directamente comprar la aplicación de la competencia.

Conclusión:

La mejor y más efectiva manera de conseguir mejorar nuestra aplicación es mediante la colaboración de los usuarios. A ellos debemos preguntarles como mejorar cada uno de los aspectos o características de nuestra aplicación. Y es que ellos saben muy bien lo que les resulta útil y lo que no. Aquí lo importante no es lo que nos gusta o nos disgusta a nosotros sino lo que les gusta y les disgusta a los usuarios.

Una aplicación con la cual los usuarios se sienten muy a gusto trabajando es una aplicación muy fácilmente vendible. Una aplicación que no les gusta es mucho más difícil de vender.

Aunque al principio cuesta, debemos acostumbrarnos a preguntarles todos los días a los usuarios sus opiniones sobre nuestra aplicación y que les gustaría agregar, cambiar, o eliminar.

Si se sienten partícipes y colaboradores en el mejoramiento de nuestra aplicación será más fácil cobrarles un dinero extra para acceder a sus pedidos e ideas, y además a la competencia le resultará mucho más difícil venderles porque psicológicamente estarán involucrados con nuestra aplicación.

Así que: ¿quieres desarrollar una aplicación muy exitosa? Entonces necesitas tener mucho, pero mucho, feedback de tus usuarios.

Artículos relacionados:

Fuentes del dinero

Aplicaciones horizontales y aplicaciones verticales

El caballo de batalla

El producto mínimo viable

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

El producto mínimo viable

Deja un comentario

Ya hemos visto en un artículo anterior que cuando una empresa informática se inicia debe desarrollar una aplicación que pueda competir con muchas posibilidades de éxito en el mercado.

Competencia existe, y mucha. Y para ganar buen dinero hay que destacarse.

Sin embargo, aquí nos encontramos con un problema. Y es un problema MUY GRANDE.

¿Cuál es ese problema?

Que la competencia quizás ya hace muchos años que ha desarrollado su aplicación. La ha llenado de características que la hacen muy provechosa para sus clientes. Es muy completa, tiene de todo. Hace muchas cosas y todas esas cosas las hace muy bien.

¿Cuál es la solución?

Un gran error sería intentar desarrollar de entrada nomás una aplicación mejor. No podremos. Nos llevan años y años de ventaja. Tardaríamos años en hacer algo así y mientras tanto debemos ganar dinero para comer.

Ni soñar con desarrollar en pocos días una aplicación mejor que la aplicación de la competencia.

¿Y entonces?

Y entonces nuestra mejor opción es desarrollar un producto mínimo viable.

¿Qué es un producto mínimo viable?

Es un producto que tiene las características mínimas para que sea útil para algunas empresas y por lo tanto, vendible.

No es, ni de cerca, nuestro objetivo final. Es simplemente un producto con el cual ya podremos empezar a ganar algo de dinero. Poco dinero quizás, pero ya algo de dinero.

Desarrollando un producto mínimo viable

Recuerda que el objetivo final es superar a toda la competencia. Pero eso puede demorar muchos meses e inclusive varios años. No se consigue de un día para el otro.

Por lo tanto empezaremos con un producto que tenga las características mínimas como para ya ser vendible.

Ejemplo 1. FACTURACIÓN

Nuestro PMV (producto mínimo viable) tiene una tabla de PRODUCTOS, una tabla VENTASCAB (cabecera de ventas), una tabla VENTASDET (detalle de las ventas). No tiene fotografías de los productos, no permite vender a crédito, no calcula intereses por mora, etc. Tiene muy pocos informes (productos, ventas realizadas, y quizás alguno más).

Pero ya es vendible. Ya se lo podremos ofrecer a empresas que venden siempre al contado. Como kioscos, peluquerías, restaurantes, gomerías, panaderías, zapaterías, etc.

Después lo iremos mejorando para que tenga fotografías de productos, para que permita vender servicios o productos, para que permita vender a crédito, para que lleve el control del stock, etc.

Ejemplo 2. ABOGADOS

Nuestro PMV (producto mínimo viable) tiene una tabla de CLIENTES, una tabla JUICIOSCAB (cabecera de juicios) y una tabla JUICIOSDET (detalles de los juicios). En la tabla JUICIOSCAB registraremos los datos de cada juicio (el nombre del juicio, el demandante, el demandado, la fecha de inicio del juicio, etc.). En la tabla JUICIOSDET guardaremos los detalles de todo lo que va haciendo el abogado (fecha y hora de la comparecencia, escrito que presentó, resolución del juez, etc.)

Ya es vendible. A más de un abogado algo así le resultará útil.

Claro que luego lo iremos mejorando para que registre todo lo cobrado al cliente, lo que aún falta por cobrar, el estado del juicio, búsqueda de leyes, jurisprudencias, y un largo etcétera.

Ventajas del producto mínimo viable

  1. Como la aplicación tiene características mínimas, el tiempo para desarrollarla es muy corto.
  2. Ya se cobra algo de dinero.
  3. Hay muy poca competencia. La mayoría de la competencia se dedica a hacer y a vender aplicaciones más completas.
  4. Se la podemos vender a una gran cantidad de clientes que necesitan aplicaciones muy sencillas y muy fáciles de usar.
  5. Aseguramos la clientela. Esos mismos clientes a quienes les vendimos nuestro PMV luego nos irán pagando por las nuevas características que le vayamos agregando.
  6. Obtendremos mucho feedback o retroalimentación. Serán nuestros primeros clientes quienes nos irán diciendo lo que le está faltando a nuestra aplicación. Entonces, lo que iremos agregando serás cosas útiles y necesarias para ellos. Y serán nuestros mismos clientes quienes estarán trabajando (sin saberlo) para nosotros porque gracias a ellos sabremos lo que les gusta y lo que no les gusta. Lo que es necesario y lo que es superfluo.
  7. Tendremos aplicaciones para vender a un gran rango de clientes. Porque aunque nuestra aplicación vaya mejorando con los meses no por eso dejaremos de vender a nuestra versión 0.0.1, ella seguirá existiendo y seguirá dándonos dinero. O sea, la versión 0.0.1 es un PMV, solamente tiene lo mínimo necesario. Luego la mejoramos y creamos la versión 0.0.2, pero no abandonamos a la versión 0.0.1, así que ahora tenemos dos versiones que vendemos a dos precios diferentes. Luego mejoramos y creamos la versión 0.0.3, y entonces ahora tenemos tres versiones que vendemos a tres precios diferentes. Y así sucesivamente

Conclusión:

El objetivo final es superar a toda la competencia. A toda. Pero eso llevará muchísimo tiempo, no se consigue de un día para el otro. Entonces nuestra mejor política es empezar con un PMV (producto mínimo viable), que es una aplicación que tiene las características mínimas como para ser útil a alguien y por lo tanto vendible.

Entre las ventajas de desarrollar un PMV tenemos que el tiempo para hacerlo es muy corto y que ya empezamos a ganar dinero. No se cobra mucho dinero por él, pero se cobra algo. Así empezamos.

Artículos relacionados:

Fuentes del dinero

Aplicaciones horizontales y aplicaciones verticales

El caballo de batalla

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

El caballo de batalla

4 comentarios

Para ganar buen dinero con la Informática hay que organizarse bien. Una de las primeras decisiones a tomar es ¿qué aplicaciones desarrollar?

Posibilidades hay miles y miles, y para todos los gustos: administrativas, contables, ayuda a las decisiones, sensores, monitoreos, juegos, etc. La variedad es muy grande. El campo es muy amplio.

Entonces … ¿qué es lo más conveniente, económicamente hablando?

Si lo que se busca es obtener altos ingresos hay que enfocarse en crear y mejorar solamente una aplicación. Hay que tratar que para el público que va dirigida (contadores, abogados, médicos, arquitectos, ingenieros, etc.) sea la mejor de lo mejor. Ninguna aplicación de la competencia debería otorgarle tantos beneficios a nuestro cliente para que su decisión de compra sea fácil de tomar: compara a otras aplicaciones con la nuestra y elige a la nuestra por ser mucho mejor.

Claro … es fácil decirlo, difícil hacerlo.

¿Cómo conseguimos algo así?

Primer paso. Conocer a la competencia

Competencia hay, y mucha. ¿Cómo nos destacamos? Lo primero y fundamental es conocer a la competencia. Debemos investigar cuales otras aplicaciones existen actualmente en el mercado. Si son muchas entonces centrarnos en las 10 principales, las 10 competidoras que tienen más presencia.

Una vez que sabemos los nombres de las aplicaciones que compiten con nosotros y los nombres de las empresas que las desarrollaron el siguiente paso es mirar a esas aplicaciones porque debemos conocerlas bien para poder ser mejores que ellas.

Si algún conocido nuestro está usando alguna de esas aplicaciones debemos pedirle que nos muestre como funciona. Lo ideal (aunque no siempre es posible) es realizar capturas de pantalla. Desde la primera pantalla donde nos piden el nombre del usuario y su contraseña hasta cada uno de los menús, los ABM, los informes, los gráficos, etc., todo debemos capturar y guardar en archivos gráficos. De esa manera más tarde ya en nuestra propia computadora podremos ver las veces que sea necesario cada una de esas pantallas.

Así podremos descubrir que la competencia provee varios informes que nuestra aplicación no provee, o que le facilita alguna tarea al usuario, o que pide algunos datos interesantes que no habíamos previsto, etc.

¿Y si no tenemos ningún conocido que esté usando la aplicación de la competencia?

Un viejo y conocido truco es llamar a la competencia simulando estar interesados en su aplicación para que nos hagan una demo (demostración) de su aplicación. Como normalmente esa aplicación la tendrán en una notebook (laptop) no podremos estar capturando sus pantallas, sería demasiado evidente, y no nos permitirán hacer algo así. Aquí la mejor alternativa es filmar (sin que el demostrador se entere) todo lo que nos va mostrando. Para asegurarnos de que todo se filme bien en cada pantalla le hacemos preguntas para que se demore varios segundos en mostrarla y  que nuestra cámara oculta capte todo con nitidez.

Segundo paso. Crear o mejorar nuestra aplicación

Ya conocemos a la competencia, ya sabemos qué le provee a sus clientes, ya vimos sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Ahora, con todos esos conocimientos ya sabemos lo mínimo que debe tener nuestra aplicación para intentar competir con éxito contra ellos.

Para trabajar organizadamente creamos una planilla Excel (o similar) donde detallamos todo lo que hace cada una de las aplicaciones competidoras y si la nuestra también lo hace, algo como:

CABALLO1

Captura 1. Si haces clic en la imagen la verás más grande

Para poder competir con posibilidades de éxito como mínimo nuestra aplicación debe proveer las mismas características que provee la competencia. Al marcar con un fuerte color rojo lo que nuestra aplicación no hace podremos visualizar fácilmente qué características nos está faltando agregarle.

Tercer paso. Depuración

Lo peor para nuestra economía es que sea el cliente quien descubra los errores. Es mucho más barato para nosotros descubrir nosotros mismos los errores a que sea el cliente quien nos llame enojado o preocupado porque encontró un error. Algo que el auto-empleado frecuentemente no quiere hacer (y es uno de sus grandes errores) es contratar a una persona cuya única misión en la vida sea descubrir los errores de las aplicaciones.

Es totalmente iluso pretender vender cientos o miles de aplicaciones si no están completamente depuradas y sin errores. Los clientes simplemente empezarán a llamar a lo loco y será imposible atenderlos a todos. Y el cliente insatisfecho es un cliente que se perderá más temprano o más tarde, pero se perderá.

Y una regla de oro de los negocios dice: “Es más barato conservar a un cliente que conseguir un nuevo cliente”.

Lo cual implica que jamás debemos darle motivos a un cliente para que le compre a la competencia. Jamás.

Muchos clientes prefieren una buena atención antes que ahorrarse unos pocos dólares. No hay que creer que los clientes son tontos a los cuales les podremos vender cualquier porquería una y otra vez. No. No es así. Son personas inteligentes que saben muy bien lo que les conviene y lo que no les conviene.

La filosofía para tener una empresa informática exitosa es: “error cero”. O sea, nuestras aplicaciones no deben tener un solo error. Ni uno. Nunca.

Cuarto paso. Asegurando una depuración exitosa

¿Y cómo nos aseguramos de que nuestra aplicación no tenga errores?

Contratando a una persona que se dedique exclusivamente a buscarle errores. Su misión en la empresa es importantísima. De él dependerá en gran medida la satisfacción de nuestros clientes.

El nombre que podemos darle es: “Encargado del control de calidad”.

Al encargado del control de calidad hay que premiarle cuando tiene éxito. ¿Y cuándo tiene éxito? Cuando encontró un error. Eso es un éxito para esa persona, su trabajo se justificó.

En cambio, si el encargado del control de calidad no descubrió un error, y ese error lo descubrimos nosotros o alguno de nuestros clientes, entonces esa persona fracasó.

La política del autor de este blog es premiar con 1 punto cada error encontrado y restar con 2 puntos cada error no encontrado. ¿Por qué? Porque los errores no encontrados son más graves, sobre todo si los descubre el cliente. Esos errores descubiertos por el cliente nos hacen perder tiempo y por consiguiente dinero (y en casos graves, perder al cliente). Es muy malo para nuestra economía y para nuestra reputación que sea el cliente quien descubra los errores. Le estamos pagando a alguien para que los descubra, esa es su tarea, si no hizo bien su tarea entonces se lo debe castigar. Es así de simple.

Al final del mes esos puntos se traducen en dinero. Cada punto se premia con 10 dólares (o lo que te parezca conveniente). Entonces, si nuestro encargado del control de calidad descubrió 150 errores tendrá un sobre-sueldo de 1.500 dólares.

¿Te parece mucho?

Pues no, no es mucho, si son los clientes quienes descubren esos errores se hubiera perdido más dinero.

Además, ¿de dónde sale ese dinero que se pagó al encargado del control de calidad?

Si tienes programadores trabajando para tí, entonces del sueldo de esos programadores que no hicieron bien su trabajo.

La ecuación es muy simple: si me entregas un programa que tiene errores, esos errores me costarán dinero, y como no cumpliste con tu obligación de entregarme un programa sin errores, tú debes pagar por ellos.

Entonces, aquí tendremos a dos personas con intereses totalmente contrapuestos: por un lado al programador, a quien le interesará presentar un programa sin errores para que no se le descuente dinero, y por el otro lado al encargado del control de calidad, a quien le interesa que ese programa sí tenga errores para cobrar un sobre-sueldo.

¿La consecuencia?

Que la calidad de nuestras aplicaciones siempre es muy alta.

Es un juego en el que todos ganan: los programadores porque se acostumbran a entregar trabajos bien hechos; los encargados del control de calidad porque aprenden a detectar errores y no se les escapa ni uno; nuestros clientes porque obtienen aplicaciones muy confiables, nosotros porque ganamos más dinero al poder vender en mayor cantidad y sin recibir quejas ni reclamos.

Quinto paso. La “killer application” o caballo de batalla

Es un error muy frecuente entre los principiantes aceptar desarrollar muchas aplicaciones. Le piden una aplicación contable. Acepta. Le piden una aplicación para médicos. Acepta. Le piden una aplicación para abogados. Acepta.

¿Cuál es el problema?

Que le será imposible desarrollar todas esas aplicaciones con un alto estándar de calidad. Y una aplicación que no tiene un alto estándar de calidad termina siendo una pérdida de tiempo y de dinero.

Eso puede no verse en el momento porque se reciben los billetes, pero a la larga siempre ocurre así. Si tu aplicación no tiene un alto estándar de calidad, terminarás perdiendo dinero. Aunque no te des cuenta.

Por eso lo más conveniente es enfocarse en desarrollar una sola aplicación y desarrollarla con el más alto estándar de calidad posible. De esta manera las ventas estarán aseguradas y además se conocerá muchísimo y muy bien el tema.

¿Y cómo se hace para vender masivamente una aplicación de alta calidad?

Bien, ese es un tema largo y se explicará en otro artículo.

Solamente una vez que se tiene una aplicación estrella, una aplicación “caballo de batalla”, una “killer application” hay que empezar a diversificarse y desarrollar otras aplicaciones. Pero mientras no se la tenga siempre es un error, económicamente hablando, desarrollar otras aplicaciones.

Un error muy frecuente, pero un error.

Conclusión:

Para empezar con el pie derecho una empresa informática debemos centrarnos en desarrollar una única aplicación, una aplicación que pueda ganarle a la competencia, y que además nos haga conocidos en el mercado.

Para conseguir eso debemos conocer las aplicaciones competidoras, anotar todo lo que ellas hacen, y ofrecer todo eso y algo más, para que la decisión del posible cliente sea fácil de tomar: sin dudas, nuestra aplicación es la mejor.

Pero no solamente debemos ofrecer una aplicación más completa, más linda, más intuitiva, más fácil de usar. También debemos ofrecer una aplicación que tenga cero errores.

La mejor manera de descubrir errores en nuestras aplicaciones es contratar a una persona (o más de una) cuya única misión en la vida sea descubrir esos errores. Si los descubre, ha tenido éxito y se le premia por ello. Si no los descubre, su trabajo fue un fracaso y se lo castiga por ello.

Si tenemos programadores trabajando para nosotros, el sobresueldo de la persona encargada del control de la calidad saldrá del sueldo de los programadores que no hicieron bien su trabajo. Si no tenemos programadores, tendrá que salir de nuestro propio bolsillo. En ambos casos, habrá mucho interés en presentar programas bien depurados.

Y así, podremos tener muchos clientes, y todos nuestros clientes estarán muy satisfechos con nosotros.

Artículos relacionados:

Fuentes del dinero

Aplicaciones horizontales y aplicaciones verticales

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

Aplicaciones horizontales y aplicaciones verticales

2 comentarios

Cuando desarrollamos una nueva aplicación informática podemos clasificarla según a quien estará dirigida. Por lo tanto puede ser:

  • Aplicación horizontal
  • Aplicación vertical
  • Aplicación híbrida

Una aplicación horizontal es aquella que podría venderse a miles y miles de clientes. Ejemplos: contabilidad, facturación, sueldos, institutos de enseñanza, abogados, médicos, laboratorios de análisis clínicos, etc. Esto no significa que realmente venderemos esa aplicación a miles y miles de clientes sino que tenemos esa posibilidad. Es algo posible, no es algo seguro.

Una aplicación vertical es la que solamente le sirve a una empresa o a una organización. En este caso la aplicación es tan específica que solamente se la venderemos a un cliente. Nadie más estará interesado en pagar por ella.

Una aplicación híbrida es la que le sirve a muy pocas empresas u organizaciones. Potencialmente podríamos venderla a más de un cliente, pero no a muchos más.

Ventajas y desventajas de cada tipo de aplicación:

La aplicación horizontal es masiva y por lo tanto se gana dinero por la gran cantidad de ventas realizadas. El gran problema aquí es que hay mucha competencia y por consiguiente no se puede vender caro. Esto implica que se debe vender en gran cantidad para que podamos considerar que desarrollar esa aplicación fue un acierto. Típicamente (aunque desde luego que hay excepciones) estas aplicaciones se venden por menos de 10.000 dólares americanos.

La aplicación vertical es individual, solamente le sirve a un cliente. Es un error muy frecuente del auto-empleado comprometerse a desarrollar una aplicación vertical porque lo normal es que no se justifique el tiempo que necesita para desarrollarla con la paga que recibe por ella. En general (hay excepciones), si se va a cobrar menos de 10.000 dólares americanos no es negocio desarrollar una aplicación vertical. Ese tiempo podría haberse dedicado a desarrollar o mejorar una aplicación horizontal. Claro que una cosa es decirlo y otra muy distinta es hacerlo. Normalmente si un auto-empleado puede cobrar 8.000 dólares americanos (por decir una cifra) para desarrollar una aplicación vertical acepta el trabajo, porque ve un dinero seguro y rápido. Solamente a la larga descubrirá (aunque algunos nunca lo descubren) que fue un error desarrollar esa aplicación. La aplicación vertical requiere de mantenimiento permanente y aunque al cliente se le cobre por cada actualización o se le cobre una cuota mensual en concepto de mantenimiento aún así (en general) no se justifica (económicamente hablando) el tiempo empleado en desarrollarla y mantenerla.

La aplicación híbrida es la que debemos analizar y planificar cuando nos proponen desarrollar una aplicación vertical. Es decir, debemos desarrollar una aplicación que con pocos cambios o parametrizaciones le sirva a otras empresas también, no solamente a una empresa. Cuando algo así no es posible, al menos debemos escribir algunos módulos o clases que serán de utilidad para otras aplicaciones también.

Ganando dinero con cada tipo de aplicación

La principal característica de la aplicación horizontal es que está preparada para ser vendida (sin ningún cambio o con cambios mínimos) a una gran cantidad de clientes. Es por lo tanto imprescindible hacer una muy buena campaña publicitaria para que sea conocida por muchísima gente. Hay herramientas como Facebook, Adwords de Google, portales de Internet, e-mails masivos, etc., que podemos usar para que nuestra aplicación sea conocida. Si nadie la conoce, nadie la comprará. Si la conocen pueden comprarla o no, pero si no la conocen seguro que no la comprarán. Entonces en este caso lo más importante es tener una gran presencia publicitaria.

La aplicación vertical es la que solamente se le puede vender a un cliente. Nadie más pagará un dolar por esa aplicación. Justamente por ese motivo es que debemos cobrar caro por ella. En general (hay excepciones), si vas a cobrar menos de 10.000 dólares americanos por desarrollar la aplicación no se justificará el esfuerzo. Claro que en ese momento podrías pensar que sí, son 8.000 dólares, buenos billetes. Pero no podrás desligarte fácilmente de ese cliente, porque como él estará “casado” contigo entonces te estará llamando frecuentemente y considerará que es tu obligación (y tiene razón) brindarle un muy buen soporte técnico. Así que si trabajas solo, suele ser una mala idea desarrollar una aplicación vertical. Y algo importante en este caso es cobrar una cuota mensual en concepto de mantenimiento. Eso es algo que debes prever porque de lo contrario trabajarás a desgano, no tendrás ganas de cumplir con tu cliente (porque ya cobraste todo hace meses o años) y él se quejará de tí. La cuota mensual debe ser lo suficiente como para trabajar a gusto cuando te llame para pedirte algo.

La aplicación híbrida es la ideal para ganar mucho dinero cuando se está empezando a crear una empresa. Pero también es de lejos la más difícil de conseguir. Aquí se tienen pocos clientes (típicamente menos de una docena) pero a todos ellos se les vendió bastante cara la aplicación y a todos ellos se les cobra una cuota mensual por mantenimiento. Si se hacen bien las cosas entonces se puede tener un ingreso mensual fijo e interesante. Por ejemplo, una aplicación que se vende a 15.000 dólares y se la hemos vendido a 10 clientes, a cada uno de los cuales se les cobra 500 dólares mensuales en concepto de mantenimiento. Entonces ingresaron 150.000 dólares por las ventas y además mensualmente ingresan 5.000 dólares, una parte de los cuales podemos emplear para contratar a una persona que se encargará exclusivamente de darle soporte técnico a esas 10 empresas. Si a esa persona le pagamos 2.000 dólares mensuales entonces tendremos contentos a los 10 clientes y además nos quedarán 3.000 dólares libres.

Conclusión:

De acuerdo a la cantidad de ventas que podríamos llegar a realizar de una aplicación podemos clasificarla en aplicación horizontal, aplicación vertical, o aplicación híbrida.

La aplicación horizontal es la que sin ningún cambio (o con cambios mínimos) podemos vender a cientos, miles, o millones de clientes.

La aplicación vertical es la que solamente se la podremos vender a un cliente.

La aplicación híbrida es casi una aplicación vertical pero se la podemos vender a varios clientes (normalmente menos de una docena).

La aplicación horizontal se vende barato porque hay mucha competencia. Así que lo importante aquí es vender en gran cantidad y para conseguirlo se debe tener mucha presencia publicitaria. La aplicación vertical se debe vender caro porque de lo contrario no se justifica el tiempo empleado en desarrollarla. También hay que tratar de cobrar una cuota mensual en concepto de mantenimiento porque el cliente seguro que estará llamando frecuentemente para pedir cosas. La aplicación híbrida se vende también bastante caro y también hay que tratar de cobrar una cuota mensual en concepto de mantenimiento. Este es el tipo de aplicación ideal para los auto-empleados porque les otorga unos ingresos buenos y un ingreso fijo mensual.

Artículos relacionados:

Fuentes del dinero

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

Fuentes del dinero

18 comentarios

Para quienes trabajamos en actividades relacionadas con la Informática hay 3 maneras principales de ganar dinero gracias a ella:

  • Siendo un empleado
  • Siendo un auto-empleado
  • Siendo el propietario de una empresa

El empleado cumple un horario de trabajo, tiene un jefe (o más de uno) y recibe un sueldo. Además tiene beneficios como seguro social, vacaciones pagadas, aguinaldos, jubilación, etc.

El auto-empleado trabaja por su cuenta, no tiene jefes ni horarios. Sus ingresos son variables y no tiene beneficios sociales. El dinero para sus vacaciones, jubilación, etc., sale de su propio bolsillo.

El propietario de una empresa tiene a varios empleados que trabajan para él y recibe dinero aún cuando no trabaje.

Características:

El empleado quiere seguridad. Esa es la palabra más importante para él. Quiere tener unos ingresos predecibles, unas tareas más o menos rutinarias, beneficios sociales, una jubilación.

El auto-empleado quiere libertad. Esa es la palabra más importante para él. Frecuentemente piensa que todo debe hacerlo él porque nadie lo hará mejor. Es perfeccionista y busca mejorar lo que ya ha hecho. Muchas veces acepta más trabajos de los que puede cumplir en tiempo y en forma porque es muy optimista en cuanto al tiempo que demorará en concluir el trabajo … aunque la realidad muchas veces le demuestra lo equivocado que estaba porque los plazos se cumplieron y aún le falta mucho para concluir lo que se había comprometido a hacer.

El propietario de una empresa quiere tener mucho dinero. Lo más importante para él es obtener muchos ingresos. Está acostumbrado a delegar funciones, a conseguir que otros hagan el trabajo duro. No se dedica al análisis ni a la programación sino a mejorar el funcionamiento de su empresa y a conseguir y a mantener clientes, esas son sus principales tareas.

Virtudes y defectos

El empleado tiene unos ingresos fijos (pueden variar de un mes a otro, pero no mucho) y le resulta fácil hacer planes de compra a largo plazo. Por ejemplo, puede comprar algo a cuotas, porque sabe de cuanto dinero dispondrá y si le resultará factible pagar esa cuota o no. Su principal desventaja es que trabaje poco o mucho, su salario no variará. En consecuencia después de unos pocos años se acostumbra a trabajar lo mínimo posible para no ser despedido.

El auto-empleado tiene unos ingresos variables (que pueden variar mucho de un mes a otro) y es muy riesgoso para él comprar algo en cuotas altas porque no tiene la seguridad de que todos los meses dispondrá de tanto dinero. En consecuencia, compra al contado, o en cuotas de poco monto.

El propietario de una empresa tiene ingresos altos, mucho tiempo libre, trabaja poco dentro de la empresa, y normalmente antes de comprar algo pelea el precio para conseguir el más conveniente.

¿Cuál es mejor?

La respuesta rápida es que no hay una forma que sea mejor que las otras dos para ganar dinero. Simplemente depende de cada uno. Si lo que más te gusta es la seguridad, entonces lo mejor para tí es ser un empleado. Si lo que más te gusta es la libertad, entonces lo mejor para tí es ser un auto-empleado. Y si lo que más te gusta es arriesgarte para tener mucho dinero, entonces lo mejor para tí es ser el propietario de una empresa.

Entendiendo lo que significa ser auto-empleado

Ser un auto-empleado no significa trabajar solo. No. No es eso. Es cierto que se da en muchos casos, pero esa no es su principal cualidad. Un auto-empleado es aquella persona que aún siendo dueña de un negocio no puede abandonar mucho tiempo ese negocio o se le viene todo abajo. Puede tener 10 empleados, 40 empleados, o inclusive más, pero si para que el negocio funcione bien se requiere de su presencia frente al mismo entonces no es el propietario de una empresa, es un auto-empleado.

Entendiendo lo que significa ser propietario de una empresa

El propietario de una empresa tiene a muchos empleados trabajando para él pero su cualidad más importante es que puede ausentarse durante un tiempo prolongado (por ejemplo, se fue un año de vacaciones) y al regresar la empresa se encuentra mejor de lo que se encontraba cuando partió.

¿Por qué?

Porque ha contratado a gente muy responsable y muy capacitada para llevar adelante a la empresa, aún sin su presencia. Por eso su ausencia no afecta negativamente a la empresa.

Es decir que tiene un sistema, una metodología, para que la empresa funcione bien. Esté él allí o no.

Empleados y auto-empleados en uno

En el rubro informático es también bastante frecuente ver a personas que son a la vez empleados y auto-empleados. O sea que trabajan en una empresa donde cobran un salario mensual más o menos fijo, y además en su tiempo libre trabajan por su cuenta y así ganan un dinero extra.

Ganando dinero a lo grande

Como ya habíamos visto, quien más dinero gana, menos trabaja, y más tiempo libre tiene, es el propietario de una empresa.

Si te gustaría ser uno de ellos, entonces los artículos de la categoría “Informática y Negocios” de este blog estarán dirigidos principalmente a tí.

Cualidades requeridas para ser el propietario de una empresa

No todas las personas pueden (o quieren) ser propietarias de una empresa. Hay algunas cualidades que se requieren para llegar a ese objetivo, principalmente:

  • Mentalidad de emprendedor. Esto significa que no debes caer abatido por un fracaso, sino que debes aprender de tus errores y continuar trabajando. Fracasos siempre ocurrirán, eso es inevitable. La varita mágica para tener siempre éxitos no existe. Si tienes miedo o terror al fracaso, dedícate a otra cosa.
  • Capacidad de delegar. Si crees que hay tareas que solamente puedes hacer tú porque nadie las hará mejor, entonces dedícate a otra cosa. En cambio si crees que hay otras personas mejores o que al menos pueden realizar las tareas aceptablemente bien, adelante.
  • Capacidad para trabajar duro. No se llega al éxito sin trabajar, ni tampoco durmiendo 8 horas por día, ni perdiendo el tiempo con actividades no productivas (como jugar con la computadora, mirar televisión, charlar de cosas intrascendentes, etc.). Tu tiempo debes dedicarlo principalmente a hacer dinero, porque todo lo demás es superfluo.
  • Disposición para trabajar organizadamente. El trabajo duro no es garantía del éxito. El trabajar de forma organizada y planificada y consiguiendo que cada minuto sea productivo, sí lo es.
  • Sociabilidad. Todo el dinero de tus ingresos, el 100%, proviene de otras personas.  Para tener más dinero debes conseguir más y mejores contactos. Eso lo lograrás asistiendo a reuniones sociales para conversar y conocer a la gente que tiene mucho dinero o que puede contactarte con gente que tiene mucho dinero.
  • Amistades selectivas. Un obrero, un albañil, una empleada doméstica, una empleada de la limpieza, etc. pueden ser excelentes personas pero tener amistad con ellas no mejorará tu situación económica porque no te conseguirán clientes o en el muy rarísimo caso de que si te los consigan será algo muy esporádico y no podrás ganar muchos billetes. Por lo tanto, si quieres tener mucho dinero debes reunirte y hacer amistad con gente que ya tiene mucho dinero o que está fuertemente empeñada en tenerlo.
  • Pensar constantemente en el dinero. Oportunidades de negocios aparecen por miles y miles todos los días … si consigues verlas. Si tu mente está distraída con una canción, mirando a una mujer, pensando en que habrá para comer porque tienes hambre, etc. la oportunidad de ganar buen dinero puede pasar frente a tu nariz y no la verás.
  • Reconocer los errores. Es duro y doloroso tener que desechar un trabajo en el cual ya se ha invertido mucho tiempo y dinero pero cuando ya es evidente que algo no funciona hay que desecharlo o quizás pivotarlo (veremos más sobre pivotar en otro artículo).

Conclusión:

Con este artículo estamos empezando una nueva categoría del blog. El autor supone que habrá bastantes personas interesadas en ganar mucho dinero con la Informática y para ellas se creó la categoría “Informática y Negocios”. Si eso es así se verá reflejado en los comentarios abajo y valdrá la pena continuar escribiendo artículos sobre este tema, que al autor le parece muy interesante.

Claro que si el tema despierta poco interés no se justificará desperdiciar el tiempo en escribir artículos.

Artículos relacionados:

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

Nueva categoría del blog: Informática y Negocios

11 comentarios

A partir de hoy este blog tiene una nueva categoría, su nombre es “Informática y Negocios” y tal como te lo puedes imaginar los artículos en esta categoría no estarán relacionados solamente con Firebird sino con todas las maneras legales de ganar mucho dinero con la Informática.

Si se hacen bien las cosas dedicarse a actividades relacionadas con la Informática es una manera segura de ganar muchísimo dinero, aunque el problema de muchos informáticos es que ganan mucho menos dinero del que podrían ganar porque su forma de trabajar simplemente no es la adecuada.

Los motivos son variados, algunos de ellos iremos viendo en los artículos de esta categoría.

Aún no sé si estos artículos le interesarán a mucha gente, si la respuesta es positiva entonces frecuentemente iré escribiendo artículos que mostrarán técnicas, métodos y planteamientos para ganar dinero a lo grande. Si la respuesta es negativa, pues … continuaré escribiendo artículos sobre Firebird.

Ya veremos.

Artículos relacionados:

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21

Older Entries