Ya hemos visto en un artículo anterior que cuando una empresa informática se inicia debe desarrollar una aplicación que pueda competir con muchas posibilidades de éxito en el mercado.

Competencia existe, y mucha. Y para ganar buen dinero hay que destacarse.

Sin embargo, aquí nos encontramos con un problema. Y es un problema MUY GRANDE.

¿Cuál es ese problema?

Que la competencia quizás ya hace muchos años que ha desarrollado su aplicación. La ha llenado de características que la hacen muy provechosa para sus clientes. Es muy completa, tiene de todo. Hace muchas cosas y todas esas cosas las hace muy bien.

¿Cuál es la solución?

Un gran error sería intentar desarrollar de entrada nomás una aplicación mejor. No podremos. Nos llevan años y años de ventaja. Tardaríamos años en hacer algo así y mientras tanto debemos ganar dinero para comer.

Ni soñar con desarrollar en pocos días una aplicación mejor que la aplicación de la competencia.

¿Y entonces?

Y entonces nuestra mejor opción es desarrollar un producto mínimo viable.

¿Qué es un producto mínimo viable?

Es un producto que tiene las características mínimas para que sea útil para algunas empresas y por lo tanto, vendible.

No es, ni de cerca, nuestro objetivo final. Es simplemente un producto con el cual ya podremos empezar a ganar algo de dinero. Poco dinero quizás, pero ya algo de dinero.

Desarrollando un producto mínimo viable

Recuerda que el objetivo final es superar a toda la competencia. Pero eso puede demorar muchos meses e inclusive varios años. No se consigue de un día para el otro.

Por lo tanto empezaremos con un producto que tenga las características mínimas como para ya ser vendible.

Ejemplo 1. FACTURACIÓN

Nuestro PMV (producto mínimo viable) tiene una tabla de PRODUCTOS, una tabla VENTASCAB (cabecera de ventas), una tabla VENTASDET (detalle de las ventas). No tiene fotografías de los productos, no permite vender a crédito, no calcula intereses por mora, etc. Tiene muy pocos informes (productos, ventas realizadas, y quizás alguno más).

Pero ya es vendible. Ya se lo podremos ofrecer a empresas que venden siempre al contado. Como kioscos, peluquerías, restaurantes, gomerías, panaderías, zapaterías, etc.

Después lo iremos mejorando para que tenga fotografías de productos, para que permita vender servicios o productos, para que permita vender a crédito, para que lleve el control del stock, etc.

Ejemplo 2. ABOGADOS

Nuestro PMV (producto mínimo viable) tiene una tabla de CLIENTES, una tabla JUICIOSCAB (cabecera de juicios) y una tabla JUICIOSDET (detalles de los juicios). En la tabla JUICIOSCAB registraremos los datos de cada juicio (el nombre del juicio, el demandante, el demandado, la fecha de inicio del juicio, etc.). En la tabla JUICIOSDET guardaremos los detalles de todo lo que va haciendo el abogado (fecha y hora de la comparecencia, escrito que presentó, resolución del juez, etc.)

Ya es vendible. A más de un abogado algo así le resultará útil.

Claro que luego lo iremos mejorando para que registre todo lo cobrado al cliente, lo que aún falta por cobrar, el estado del juicio, búsqueda de leyes, jurisprudencias, y un largo etcétera.

Ventajas del producto mínimo viable

  1. Como la aplicación tiene características mínimas, el tiempo para desarrollarla es muy corto.
  2. Ya se cobra algo de dinero.
  3. Hay muy poca competencia. La mayoría de la competencia se dedica a hacer y a vender aplicaciones más completas.
  4. Se la podemos vender a una gran cantidad de clientes que necesitan aplicaciones muy sencillas y muy fáciles de usar.
  5. Aseguramos la clientela. Esos mismos clientes a quienes les vendimos nuestro PMV luego nos irán pagando por las nuevas características que le vayamos agregando.
  6. Obtendremos mucho feedback o retroalimentación. Serán nuestros primeros clientes quienes nos irán diciendo lo que le está faltando a nuestra aplicación. Entonces, lo que iremos agregando serás cosas útiles y necesarias para ellos. Y serán nuestros mismos clientes quienes estarán trabajando (sin saberlo) para nosotros porque gracias a ellos sabremos lo que les gusta y lo que no les gusta. Lo que es necesario y lo que es superfluo.
  7. Tendremos aplicaciones para vender a un gran rango de clientes. Porque aunque nuestra aplicación vaya mejorando con los meses no por eso dejaremos de vender a nuestra versión 0.0.1, ella seguirá existiendo y seguirá dándonos dinero. O sea, la versión 0.0.1 es un PMV, solamente tiene lo mínimo necesario. Luego la mejoramos y creamos la versión 0.0.2, pero no abandonamos a la versión 0.0.1, así que ahora tenemos dos versiones que vendemos a dos precios diferentes. Luego mejoramos y creamos la versión 0.0.3, y entonces ahora tenemos tres versiones que vendemos a tres precios diferentes. Y así sucesivamente

Conclusión:

El objetivo final es superar a toda la competencia. A toda. Pero eso llevará muchísimo tiempo, no se consigue de un día para el otro. Entonces nuestra mejor política es empezar con un PMV (producto mínimo viable), que es una aplicación que tiene las características mínimas como para ser útil a alguien y por lo tanto vendible.

Entre las ventajas de desarrollar un PMV tenemos que el tiempo para hacerlo es muy corto y que ya empezamos a ganar dinero. No se cobra mucho dinero por él, pero se cobra algo. Así empezamos.

Artículos relacionados:

Fuentes del dinero

Aplicaciones horizontales y aplicaciones verticales

El caballo de batalla

El índice del blog Firebird21

El foro del blog Firebird21